Últimos temas
» Personajes Cannon
Miér Nov 23, 2016 7:47 am por Tia Nasser

» Cimson War (Invitación Abierta)
Vie Ago 21, 2015 3:04 pm por Invitado

» ~~ Avatar de Sawi Sch.
Vie Feb 13, 2015 8:01 am por Alexander Dupont

» le yo pidiendo niveles
Dom Nov 30, 2014 9:37 am por Bonnie A. de Eiren

» A shade of gray (Bonnie)
Dom Nov 30, 2014 9:34 am por Bonnie A. de Eiren

» Nivel para mi ~
Vie Oct 24, 2014 6:53 pm por Alice K. Denisova

» Mi nuevo nivel niveloso
Mar Oct 21, 2014 7:36 pm por Mae Dupont

» Nivel Nivel Nivel Nivel
Mar Oct 21, 2014 7:30 pm por Caely E. Montesco

» Durante la noche en la Costa Azul Francesa (Jake)
Miér Oct 08, 2014 11:42 am por Jake Straudivarius

» Despues del funeral
Miér Oct 08, 2014 9:49 am por Dimitri Van Selt

» JUST BLOOD -Harada & Shiraoka-
Sáb Jul 26, 2014 6:10 am por Arashikage Kenta

» Amortentia & Avadas. Afiliación Elite
Lun Jul 07, 2014 10:30 am por Afiliaciones TM

» El querubín del clan Báthory busca rolcito! owo
Dom Jul 06, 2014 10:35 pm por Heather Baker

» Rafael Sörensen (en construccion)
Dom Jun 22, 2014 11:08 pm por Rafael Sörensen

» ¿Rolear con una adolescente parlanchina?
Dom Jun 22, 2014 10:09 pm por Emily Young


Destellos en la oscuridad {Eva//Londres}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Destellos en la oscuridad {Eva//Londres}

Mensaje por Nikolai L. Sergéevich el Dom Sep 02, 2012 10:13 pm

El día estaba helado, el aire abrazaba con la piel lentamente llevándola a un frio casi exasperante. Tenuemente el sol se ocultaba entre las nubes grises que sobrevolaban en lo alto de la hermosa Londres. La gente paseaba lenta pero alegremente, por las estrechas y perfectas avenidas que llevaban siglos en pose de la magnificencia. En el viento un olor divino empezó a viajar lentamente. La combinación de rosas con azucenas, con un ligero toque de agua de mar lo cual hacía que fuera una fragancia embriagante. Los humanos extasiados giraban sus rostros al percibir aquel aroma, para encontrarse con la piel pálida y polvorienta de aquel individuo sepulcral, aquel ser infinito conocido con el nombre de… Nikolai…

{…}

Poco más de unos meses en que había decidido que era hora de salir de mi escondite, después de la agradable noticia en que los Volturi estaban en pleno declive y que ahora eran los rumanos quienes estaban en el poder; Siendo sincero eso me dio una punzada de alegría que recorrió lentamente desde mi espalda hasta mis mejillas. Pero no tardo ni unas cuantas semanas para que todos supiéramos que el descontrol empezaría antes de lo previsto, he incluso estaba seguro que los nuevos líderes tampoco lo habían predispuesto. Bastaba con darse cuenta que los milenios que los Volturi estuvieron en el poder, era solo mantener al margen a los posibles enemigos, sin importarle nunca el bienestar de los demás clanes que nacían fruto de la solemnidad que se sentía en este mundo. Tantas cosas en tan poco tiempo habían sucedido y ahora necesitaba solo un momento para poder reflexionar sobre qué es lo que haría en este nuevo mundo. Que mejor lugar que la hermosa y espectacular Londres, llena de la gente más elegante y pulcra que hubiera conocido, aunque ya hace más de un par de siglos que no venía de “visita”, aun tenía aquel toque galante que hacía que incluso un deseo corriera por mi cuerpo.
Había caminado cerca de un par de horas y aun así mi mente no se despejaba del todo; Valentina se había quedado en Moscú no tanto por voluntad, más bien porque se lo había pedido. Necesita un momento a solas para poder pensar y tratar de visualizar nuestro siguiente movimiento, el cual podría significar todo en nuestra eternidad. Recorrí unos cuantos kilómetros más cuando en mi nariz el atisbó de una fragancia imposible de no reconocer capto mi atención. Mire a mi alrededor dándome cuenta que había llegado a aquel puente inmenso que cruzaba el rio Támesis. Sonreí al darme cuenta de mi falta de percepción ante la poca concentración que tenía en estos momentos, si no hubiera sido por aquel aroma del rio jamás hubiera despertado de aquel mundo que me maquinaba lentamente en mi mente, como si fuera una maquina y no tuviera que parar.

Mi cuerpo casi por inercia se acerca al borde de aquel puente, instintivamente mi nariz se deleito con el singular aroma del agua, y por un minuto desde hace ya un buen tiempo mi mente logro relajarse y tratar de tener un día “común”. Ese pequeño atisbó me había servido para poder relajar cualquier musculo de mi cuerpo, haciendo mi cuerpo de piedra parecer un pedazo de trapo. Me sentía tranquilo, mi mente ahora no divagaba, más bien se deslizaba entre mis recuerdos tratando de recordar todo lo que había vivido y lo que pudiera hacer en estos momentos, cosa que ahora se necesitaba con urgencia ya que el mundo estaba cambiando a una velocidad impresionante y ante cualquier indicio de debilidad o duda, estaríamos acabados.
avatar
Nikolai L. Sergéevich

Mensajes : 11

Volver arriba Ir abajo

Re: Destellos en la oscuridad {Eva//Londres}

Mensaje por Invitado el Lun Sep 03, 2012 12:20 am

Jayah era una amante de la cocina y las artes; cheff, pintora y bailarina profesional, especialista en el análisis de la conducta con licenciaturas en varios idiomas y técnico superior en informática. En quinientos años había vivido cualquier tipo de experiencia de las que ya se encontraba bastante aburrida sin embargo no había sido hasta hace poco tiempo que, lo que comenzó con un vampiro como una noche de locura y pasión, terminó en una pareja más o menos estable; aunque bueno, no era como si dispusieran de mucho tiempo libre para verse como las parejas normales, ambos pasaban más tiempo en el trabajo que en casa. Sabía que era Jerome era un hijo de puta cuando estaba dispuesto a hacerlo y sabía también que lo único que él necesitaba era atención. Y atención con urgencia, aún tenía intriga por él, quería conocer su pasado porque verdaderamente no sabía nada verdaderamente importante que él mismo le hubiera contado. Bufó molesta porque ella siempre había querido ser abierta con el imbécil de Jerome y él no hacía otra cosa que idolatrarse, sabía que aquello era una faceta para esconder su propia indisposición para hablar. ¿Qué era lo que tanto dolía? ¿Por qué no quería hablar? ¿Le habría pegado su padre? ¿Lo habrían violado en la infancia? Tenía muchas posibilidades y ninguna pista; le había dicho en una ocasión que su madre no lo quería aunque parecía más bien una broma de mal gusto. Jerome era tan callado al respecto como el silencio que reinaba en la apacible cocina de su casa cada vez que él se iba a trabajar con los Vulturi. Y de un momento a otro, ¡zas! Aquella estridente y ensordecedora alarma le hizo dar un respingo, el plato resbalo de sus manos y cayó al suelo. En un acto reflejo lo atajó y suspiró aliviada sabiendo que el juego de vajillas estaría completo por algún tiempo más; si bien no era del todo materialista, se trataba de un juego de porcelana con acabados dorados y azules de nomeolvides e incrustaciones del madreperla que habían pertenecido alguna vez a su padre Gabriel de La Ruvay. Dejó el plato dentro del estante y el paño con el que estaba secando sobre una silla al escuchar nuevamente el repiqueteo de su celular, cada vez que lograba hacer algo de tiempo libre le llamaban por un asesinato, una niña secuestrada, una mujer violada o una búsqueda. Sintió una oleada de repulsión cubrir cada centímetro de su piel pensando que de nuevo había pasado algo y que ese algo, lo quisiera o no, seguramente estaría relacionado con los neófitos. Las personas solían pensar que un humano o animal en descomposición llegaba a oler muy mal, pues bien, aún no acercaban las la nariz a un vampiro.

{}

Al final del día había avanzado un poco en dos investigaciones, había encontrado a una jovencita que llevaba varias semanas dopada dentro de un almacén tres ser violada por un acosador cibernético y atrapó a un asesino serial. Se podía decir que aquello era bastante tranquilizador, le hacía sentir plena; si podía hacer algo para ayudar a los demás en compensación a los años en los que alguna vez había asesinado inocentes a causa de su condición como lunática, entonces lo haría sin lugar a dudas. Se soltó el cabello rojizo que llevaba sujeto en una cola alta y dejó que cayera en cascada sobre sus hombros mientras batía la cabeza. Su andar singular llamaba la atención, de ése tipo de mujer segura de sí misma que se sabía sensual, atractiva, deseada e incluso envidiada. Para los humanos no era más que una mujer muy hermosa, para los vampiros: la perdición. Una mordida durante la luna llena y estaban muertos si no conseguían el antídoto a tiempo. Y aquella era la razón por los que los Vulturis se habían dedicado a cazarlos por años, hasta que aparecieron los híbridos y centraron su atención en ellos. La pelirroja percibió un efluvio des conocido, un nómada ¿Quizás? No importaba. Se acercó a él con su típica expresión de altanería mientras sacaba una cajetilla junto con un mechero y le extendía un cigarrillo, en son de paz.
-¿Nuevo en la ciudad, vampiro?
No le preocupaba demasiado su reacción, había demasiado público para arriesgarse. Y tampoco era como si les tuviera miedo. Más de 500 años conviviendo con vampiro te enseñaba unas cuantas cosas; como que si bien los hijos de la luna no eran especialmente apestosos para ellos durante la fase humana, tampoco les despertaba el apetito, así que no había razón para que ninguno se le lanzara al cuello en la más mínima oportunidad. Sabía también que por el color de su piel se podría tener un estimado de su vejez y éste era muy viejo, más que Aro y alguno de los egipcios que había conocido hacia varias décadas.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Destellos en la oscuridad {Eva//Londres}

Mensaje por Nikolai L. Sergéevich el Lun Sep 03, 2012 10:34 pm

{…}

El aroma lentamente se teñía en mi interior, como firmes cerdas de un poderoso y fino hilo que hacía que mis ideas se unieran como si fueran una sola. Toda esa paz en tan solo unos minutos, que lentamente se consumían en presencia de las nubes grisáceas y el viento que soplaba cada vez con menos fervor. Oía como el agua acariciaba con ternura las paredes de aquel puente de acero, haciendo que en mi mente retumbara cada golpeteo, que se sentía como una caricia en mis pensamientos y suavizaba mi mente a un punto extremo.
Todo iba de maravilla, mi mente por fin estaba en su utopía, maquinando lentamente cada brecha que faltaba y como llenarla de astucia y una que otra artimaña; Pero no hay paz que dure para siempre. Esta vez el aire ya no llevaba en sus brazos aquel aroma que asesinaba mis sentidos, tan soberbio y lleno de vida que podría haber hecho erizar mi piel; Ahora era un aroma brutal, con un toque como si fuera de chocolate, algo extraño pero reconocería ese olor en donde fuera. Gire mi cuerpo lento y con una elegancia sin igual, haciendo que mis ojos perlados se encontraran con un rostro de porcelana y una mirada llena de lenguas de fuego de donde pequeñas chispas brotaban haciendo que estos brillaran de una manera incandescente. Su aroma era algo que era difícil de soportar, pero por alguna razón algo en aquella hermosa mujer era diferente. Un pequeño brote de otro aroma inundaba su cuerpo y hacía una mezcla de lo más rara, pero a la vez de los más interesante.
Lentamente una sonrisa se deslizo por mis rosados labios, haciendo que mi rostro se curvara de una manera elegante y perfecta. Extendí mi mano con un movimiento delicado y suave, como si mi extremidad fuera el agua debajo de nosotros, viajando entre el viento sin romper sus paredes invisibles, hasta que mis dedos sintieron aquel cigarro que resbalo entre mi dedo índice y el medio, jalándolo lentamente y ponerlo entre mis labios que aun contaban con esa perfecta e increblantable sonrisa. La mira fijamente tratando de visualizar cada expresión de su rostro inmaculado, tratando de poder conocerla con solo la vista, pero ella no expresaba nada, solo convicción y un poco de arrogancia, en ese instante mi sonrisa se convirtió en una pequeña y melodiosa risa.
-Mas bien diría que estoy de regreso y vaya que tengo un buen recibimiento-
Mis labios se movían con elegancia, sin dejar ni un segundo de apretar aquel cigarro que yacía entre mis labios. Un segundo después mi cuerpo se inclino un poco hacía ella, tratando de poner la punta de aquel “obsequio” en la boquilla de la mecha, esperando que ella pudiera avivar aquella llama y dar el obsequio completo.
-¿Podrías, Lobito?-
Dije sutilmente, esperando que sus dedos hicieran aquel leve chasquido y pudiera disfrutar aquel placer en mi garganta, que hace unos segundo empezaba a quemar lentamente, buscando con cada punzada una pequeña gota de aquella esencia perfecta y maravillosa, el único problema… Ahora tenía un pequeño pero hermoso obstáculo frente a mis ojos.
avatar
Nikolai L. Sergéevich

Mensajes : 11

Volver arriba Ir abajo

Re: Destellos en la oscuridad {Eva//Londres}

Mensaje por Invitado el Mar Sep 04, 2012 6:00 pm

Ella nunca se había considerado violenta pero cuando la buscaban la encontraban, sobretodo cuando se trataba de soltar la lengua, te decía hasta del mal del que te ibas a morir y Jerome era su primera "victima". Ahora que se centraba en cubrir el mundo paranormal -ayudada por su cargo y otros vampiros en puestos elevados- le gustaba hacerse a ajena a toda la cuestión aunque a veces fuera imposible. Eso de que los Hijos de la Luna y los Vampiros eran enemigos de toda la eternidad no colaba con ella, no mientras tuviera un cuerpo humano, mientras los quirópteros superdesarrollados no le molestaran ella llevaba la fiesta en paz. Lo suyo eran los delincuentes humanos, no iba de vengadora como Buffy cazando vampiros porque estaba segura de que terminaría muerta por un lado o por el otro. Observaba cada uno de los movimientos del desconocido que parecía rendirse a su belleza de la misma forma en que lo hacía un humano, la belleza de un ser inmortal y eterno era incluso más electrizante para los seres semejantes que para los humanos, Jayah nunca se cansaría de aquello.
-Jum.... y yo que pensaba que ustedes no pasaban dos veces por el mismo lugar- comentó con un ligero deje de ironía, no porque quisiera ser hostil sino que sencillamente así era ella. La creciente luz de la llama fulgía sobre los orbes azules de Eva mientras encendía el cigarrillo del castaño, una sonrisa divertida se apoderó de sus labios carnosos de un magnífico carmín.
-¿Lobito? me confundes. Señorita Loba para ti- replicó, a modo de broma- mientras prendía el propio, con el cigarrillo entre los labios.
La pelirroja se mordió el labio inferior mientras jugaba con un mechón de su cabello y se recostaba de espaldas a la baranda, posando sus codos sobre la barra de madera que recubría el metal. Sabía perfectamente que el vampiro estaría por ahí cazando, con lo cual no tenía problema después de todo ellos tenían tanto derecho como ella a comer. Negó con la cabeza recordando que había una alternativa para que no mataran a inocentes, sin embargo aquello no parecía ser una opción para unos cuantos que... bueno, Jerome era uno de esos. Lo peor de todo era que le dolía admitirlo porque a decir verdad ella tampoco entendía el sentimiento que constantemente le embargaba cada vez que pensaba en su macho. En su macho, en el amor que le daba, los besos, las caricias, las veces que le había dicho "Te amo"... le inundó una oleada de calor tan solo de recordarlo y la sangre corrió como nunca antes tiñendo aquellos pómulos pronunciados en una perfecta sonrisa de picardía. Para ella el sexo era una cosa tan natural que ya ni siquiera le sonrojaba, no le cohibía o le hacía estremecer como a cualquier virgen o mujer puritana.... a ella lo que le enloquecía era saber que él la amaba de la misma forma que ella, le hacía sentir segura y protegida... Algo que en sus tiempos no se habría permitido sentir, no, era imposible sentirlo: ella vivía para satisfacer las perversiones de su amo, porque ella había nacido gitana y condenada como tal. Una risita entre dientes se escapó de sus labios mientras dirigía una mirada al cielo que comenzaba a estrellarse, podía ver la constelación de Aries.
-Lo siento, me perdí en mi mundo. ¿Cómo dijiste que te llamabas?- dijo, aunque realmente no se hubiera presentado-. Yo soy Jayah Cortés. Eva para los amigos.... y los no tan amigos- agregó lo último pensando en Baker y Dupont.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Destellos en la oscuridad {Eva//Londres}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.