Últimos temas
» Personajes Cannon
Miér Nov 23, 2016 7:47 am por Tia Nasser

» Cimson War (Invitación Abierta)
Vie Ago 21, 2015 3:04 pm por Invitado

» ~~ Avatar de Sawi Sch.
Vie Feb 13, 2015 8:01 am por Alexander Dupont

» le yo pidiendo niveles
Dom Nov 30, 2014 9:37 am por Bonnie A. de Eiren

» A shade of gray (Bonnie)
Dom Nov 30, 2014 9:34 am por Bonnie A. de Eiren

» Nivel para mi ~
Vie Oct 24, 2014 6:53 pm por Alice K. Denisova

» Mi nuevo nivel niveloso
Mar Oct 21, 2014 7:36 pm por Mae Dupont

» Nivel Nivel Nivel Nivel
Mar Oct 21, 2014 7:30 pm por Caely E. Montesco

» Durante la noche en la Costa Azul Francesa (Jake)
Miér Oct 08, 2014 11:42 am por Jake Straudivarius

» Despues del funeral
Miér Oct 08, 2014 9:49 am por Dimitri Van Selt

» JUST BLOOD -Harada & Shiraoka-
Sáb Jul 26, 2014 6:10 am por Arashikage Kenta

» Amortentia & Avadas. Afiliación Elite
Lun Jul 07, 2014 10:30 am por Afiliaciones TM

» El querubín del clan Báthory busca rolcito! owo
Dom Jul 06, 2014 10:35 pm por Heather Baker

» Rafael Sörensen (en construccion)
Dom Jun 22, 2014 11:08 pm por Rafael Sörensen

» ¿Rolear con una adolescente parlanchina?
Dom Jun 22, 2014 10:09 pm por Emily Young

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 33 el Dom Feb 14, 2010 3:00 pm.

Una trampa muy sensual (Renata)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una trampa muy sensual (Renata)

Mensaje por Robert Noback el Mar Mar 26, 2013 11:53 pm

Madrid, España.

3:23 AM, Noche.

El cielo libre de nubes de la bella Madrid, ¡Ah que bello era españa! Estaba tambien a catorce horas del partido por el que pago tanto dinero ¡La final de la UEFA Champions League! ¡Real Madrid-Barcelona! Valio cada uno de los 1300 Euros que pago por palco y los otros 13,000 que pago para tener el palco el solo, solo para el y para su entrencion. Sus pasos por las calles de la ciudad generan un suave eco, sus tennis para correr eran un poco ruidosos pero bueno contando la fuerza de sus pasos eso era usual.

Habia cambiado mucho desde hacia unos meses, todo comenzo con Sulpicia Vulturi y aparentemente todo terminaria por ella o mas bien por lo que ella le dio; Aro Vulturi ya lo tenia amenazado de muerte y estaba a ocho dias de encontrarse con el en Singapur donde se verian las caras frente a frente...como hombres; o lo que quiera que Aro sea.

Detuvo sus pasos; un sonido sordo llamo su atencion era sin duda los sonidos de un inmortal rapidamente dio un salto de casi veinte metros trepandose sobre las casas de la zona colonial de la vieja Madrid y camino lentamente buscando alcreador de ese funesto sonido, conforme caminaba el sonido aumentaba y el olor por igual, sangre humana, seguro era algun vampirillo comiendo su tentenpie de la media madrugada.

Llego a la corniza del edificio y asomo la cabeza con vago interes, era un Neofito vampiro Brilloso, arrugo su nariz suavemente; sabia que era un Neofito por su comportamiento erratico y su ridicula cara de placer al matar, ¡Tenia cuatro cadaberes a su alrededor! ¡Tonto descuidado! Era un peligro para el secreto, y por mucho que detestara mancharse las manos con Vampirillos menores debia intervenir por el bien del secreto Vampirico.

Estaba por saltar y caer sobre ese insensato Neofito pero detuvo sus pasos, otro aroma llamo su atencion ¡Ah! ¡Que delicia de aroma! Una bella dama Vampirica se acercaba, no cabia duda y el nunca dudaba de ese pequeño instinto que llamaba con algo de autocomplacencia su "Sentido sexy" Nunca fallaba y esta vez no parecia equivocarse.

Sus ojos buscaron rapidamente a la dueña de esa sensacion que hacia cosquillear su pecho con la emocion de la conquista, su mirada azul como los cielos se enfoco directo en la capa roja que se movia silenciosa entre las calles ¡Una Vulturi! ¡Una bella Vulturi! ¡Que suerte la suya!

-Que empieze la cazeria...
avatar
Robert Noback

Mensajes : 409
Mono
Localización : Depende ¿dónde me deseas?

Volver arriba Ir abajo

Re: Una trampa muy sensual (Renata)

Mensaje por Renata Volturi el Vie Mar 29, 2013 8:56 pm

La oscuridad nocturna se extendía sobre el cielo español como un velo oscuro, que era magníficamente iluminado por la luna llena. El esplendor de esta, junto las lámparas que alumbraban su silencioso camino. Estaba a punto de darse por vencida, incluso los gemelos, Demetri y Félix apuntaban en que era tiempo perdido. Rara vez salía a esas misiones, en especial por que no era su fin, si no cuidar al maestro Aro.

Sin embargo, esa noche se le había permitido acompañarlos, puesto que él, pasaría tiempo con la señora Sulpicia. Su paso era calmo, suave y tranquilo. La muerte, nunca llevaba prisa, menos cuando se trataba de matar neófitos. El aroma de la sangre humana, le había guiado. Los tacones que llevaba apenas se oían en el suelo apedrado, era una sombra solitaria, cubierta sólo por la capa negra. El susurro de la capa sobre el suelo era elegante y firme. Era una pena, una verdadera pena...

Encontró al neófito con cuatro cadáveres alrededor, al verla le enseñó los colmillos, ella saco un pañuelo de color negro, de seda fina de su capa, al tiempo que con sus dedos la retiraba suavemente de su cabeza, mostrándole el rostro. Se arrodilló tenuemente delante de él, con el pañuelo le limpió las comisuras de la boca que estaban llenas de sangre.

El neófito había pasado de la agresividad al temor, sus ojos borgoña como los de ella se lo decían. Ella tomó su rostro con su mano izquierda enguantada, y con la otra movió su dedo índice de forma horizontal diciendo "no" con un gesto tan gentil que parecía materno. Después de forma rápida, tomo su rostro entre sus manos y con un giro rápido arranco su cabeza.

Estaba muerto, sin embargo orilló el cuerpo a una de las esquinas con calma, encendiéndolo de forma rápida con ayuda de un instrumento particular de color plateado, viendo como el humo se extendía, para después desaparecer. Su trabajo estaba hecho. Tenía que encontrar al creador de ese neófito para hacer justicia, sin embargo, se dio cuenta que no era una noche solitaria. Sus ojos buscaron a su observador.

-Buenas noches- saludó con un tenúe acento italiano, con cortesía perfecta, esperando la salida de su observador.
avatar
Renata Volturi

Mensajes : 15

Volver arriba Ir abajo

Re: Una trampa muy sensual (Renata)

Mensaje por Robert Noback el Dom Mar 31, 2013 1:34 am

Sus ojos siguieron a esa belleza vampirica que venia con una intencion claramente ejecutora, era una belleza vestida con una cortina de baño ¿Curioso verdad? Conforme ella se acercaba al salvaje y feroz neofito supo que sus dias estaban contados un simple novicio como ese no serviria de nada contra una Vulturi miembro de la guardia, es decir; no por nada protegian al trio de maricones metrosexuales que llamaban Reyes.

Al ver que ella descubria su rostro, podria jurar que el tiempo se paralizo por unos segundos todas la Vampireza descubrio su rostro, pomulos perfectos un rostro tan blanco como el marfil adornados por unos ojos rojos como la sangre de las muchas victimas que seguro a tenido esa mujer ¡Ah que bello angel de la muerte! En definitiva si la guerra se daba la salvaria y la haria suya despues de la masacre ¡Si señor! Esa belleza no podia morir, seria un crimen contra natura.

Una vez que ella estuvo cerca del vampiro mediocre que habia cometido ese exagerado frenesi de alimento lo asesino sin pensarlo, sin remordimiendo, un bello Angel, si, pero un Angel de la muerte ¡Que belleza en definitiva! ¡Debia ser suya! Vio como despues de su rapido y muy practico metodo de juicio la Vulturi encendio el cuerpo en llamas y lo calcino rapidamente.

Entonces noto que ella buscaba algo, seguro era el debio sentir su sensual aroma sin dudas mas para el no era gran predicamento ya que aunque ella era una miembro de la Guardia el sencillamente podia con un miembro a solas como ella, es decir ¡El era Robert Noback! Iba de camino a volverse uno de los Fotosensibles mas poderosos de la historia.

Rapidamente dio un salto desde su posicion hasta caer a unos cuantos pasos de la Vulturi, unos cuatro metros lo separaban de ella y alzo su vista viendola con una sonrisa serena y calmada, el generalmente sonreia asi pero esta vez contuvo una sonrisa de deseo y pasion debia ocultar sus intenciones mas personales.

-Buena noche Miss Vulturi....¿La puedo ayudar en algo?...

Y con eso, comenzo la cazeria de Renata Vulturi....
avatar
Robert Noback

Mensajes : 409
Mono
Localización : Depende ¿dónde me deseas?

Volver arriba Ir abajo

Re: Una trampa muy sensual (Renata)

Mensaje por Renata Volturi el Dom Mar 31, 2013 9:58 pm

Vio la sombra del vampiro descender con agilidad del techo, esperando pacientemente para tenerlo frente a ella.

Nada sorprendente, pues todos los de su especie tenían esa agilidad. Su semblante era calmo y sereno, su mirada color borgoña se poso sobre él. Ojos color azul, cabello rubio, casi una cabeza más alto que ella, piel pálida, rasgos propios de su género, no era uno de los de su raza, era de la raza que no podía salir bajo los rayos del sol sin quemarse. Tenía mucho tiempo sin tener la oportunidad de tener a uno de ellos enfrente.

La luna daba a las calles una tenúe esencia de plata, que permitía a sus expertos y entrenados ojos, estar al pendiente de todo su entorno. Incluso, su sentido del olfato, todavía percibía los restos de sangre seca sobre el concreto y el desagradable y penetrante hedor de un neófito calcinado. Si...nada fuera de lo común, por al menos esos momentos.

-Buona sera, signore- repitió su saludo de forma cortés y serena.-No preguntaré como sabe mi pertenencia, pero quizás me aproveche ligeramente de su amabilidad. Seguramente vio como he dado fin a un pobre neófito...de acuerdo a nuestras reglas, me preguntaba si de casualidad sabría decirme si no ha visto otros como él o si sabe algo sobre su creador- el aspecto sereno y calmado del vampiro que tenía frente a ella no paso desapercibido a sus ojos borgoña, pero su sentido de cautela le impedía confiar de forma tan rápida y abierta en esa clase de semblantes. -Y puesto que sabe mi clan, me interesaría mucho conocer su nombre, mio caro signore- su mirada era neutra, sus manos estaban apoyadas suavemente sobre su regazo, y seguía con la capa de color negro sobre los hombros, mirándole de acuerdo a las normas de cortesía propias del Clan Volturi.

Mientras le miraba, sus sentidos estaban al pendiente de todos, esperando si el aroma del neófito conseguía atraer a sus colegas y permitir obtener esa noche, el exterminio fructífero y certero esperado en Volterra.


avatar
Renata Volturi

Mensajes : 15

Volver arriba Ir abajo

Re: Una trampa muy sensual (Renata)

Mensaje por Robert Noback el Mar Abr 02, 2013 8:15 pm

Toda su perodara le resulto interesantemente divertida, no por sus palabras eso era lo de menos, lo que le encanto fue su voz un suave timble perfecto resumbando levemente en sus oidos, una linda voz en verdad ¡Y ese acento Italiano era exquisito!

Escucho su pregunta ¿Queria saber quien era el? ¿Saber su nombre? Rapidamente se llevo una mano a la barbilla, y la pregunta lo abordo a si mismo ¿Debia decirle su verdadero nombre? Es decir Robert Noback era EL hombre, ese hombre buscado por el mismo Aro Vulturi debido a la infidelidad de su amada esposa...con el.

Decir su nombre podria significar el suicido mas estupido de su vida, si ella estaba alli seguramente algunos otros idiotas con capas que parecian cortina de baño andaban por alli y ante el mas minimo sonido de lucha se acercarian para asesinarlo sin piedad, uno contra uno era facil, contra dos o tres dificil pero posible contra Cuatro y si era Jane estabatotalmente frito.

Si, solo un idiota rebelaria ser un hombre tan buscado por el mismo Aro y solo un idiota mas grande seguiria con los planes de conquista y seduccion a semejante mujer.

-Soy Robert Sebastian Feles Noback, soy el hombre que tu maestro Aro desea muerto con tanto deseo e impetu.


Y bueno, tambien algun genio del mal podria hacerlo como un intento cruel de meterse en problemas y atraer la atencion de la vampireza. Entonces y en un paso rapido y un movimiento mas veloz que la vista de la vampireza se posiciono frente a ella.

-Sigueme si crees poder...


Susurro suavemente sobre los finos labios de la Italiana y dejo un suave beso sobre su labio inferior y antes que pudiera sujetarle (Y era un hecho que intentaria desnucarlo en ese momento) se alejo de ella y comenzo a correr a gran velociad, ella le seguiria o perderia su rastro no tendria tiempo de buscar a sus compañeros si deseaba atraparlo.

El dio saltos acrobaticos por toda la ciudad, ¡Era una estrella de Parkour sin duda! Llego entonces a su preciado objetivo ¡El hermoso Santiago Bernabeu! La casa del mejor equipo de futbol soccer del mundo, ese lugar era perfecto para la sensual trampa sin detenerse a pensar salto por las contrucciones de metal para ir escalando el estadio en un parpadeo ya estaba sobre el y dio un salto continental para aterrizar justo en el centro de la misma cancha, alzo sus manos y comenzo a correr deseando mas que nunca en su vida un balon de Soccer.

-¡Ven a mi Renata Vulturi!


Grito al detenerse a mitad de la cancha mientras esperaba que la Vulturi que le seguia de cerca bajara del tope del edificio, era hora de una ferviente batalla seguida de un pasional beso...o una muerte ¡Ambas cosas sonaban esplendorosas!
avatar
Robert Noback

Mensajes : 409
Mono
Localización : Depende ¿dónde me deseas?

Volver arriba Ir abajo

Re: Una trampa muy sensual (Renata)

Mensaje por Renata Volturi el Sáb Abr 06, 2013 5:01 pm

Sin más el vampiro que su amo andaba buscando corrió dejándole un beso en sus labios. No era que desconociera esa expresión en lo más mínimo, no, pues en sus días de humanidad había tenido la oportunidad de tener esas expresiones, pero como vampiro era un guardia, sin posibilidad de poseer sentimiento alguno, y eso estaba bien para ella.

No se dejó intimidar, conocía bien el historial del vampiro en cuestión. Su señora Sulpicia y su señora Athenadora habían caído presas de su juego de seducción. ¿Quién era ella para no tener el mismo riesgo? Nadie en realidad, sin embargo no tenía la intención de fingir un falso orgullo. Se conocía bien, sabía que haría lo que su conciencia le dictara que era correcto y digno de los Volturi. No podía atraparlo, una de sus mejores habilidades era reconocer la superioridad donde la había, además...si podía hacerlo, el maestro Aro había ordenado que él mismo le exterminaría, entonces no era su asunto.

Sin embargo, una curiosidad se apoderó de ella. Deseaba saber como había convencido a sus señoras de...algo impensable para ella, seducirlas y hacerlas olvidarse del deber que tenían para con el Clan que estaba decidido a dar su vida por ellas y a sus esposos, vampiros fuertes que habían impuesto el orden en medio del caos. Esa era su curiosidad con el signore Noback, ¿qué tenía de especial esa personalidad arrogante y en algún momento, incluso petulante que había hecho desafiar bases en las que ella creía completamente? Si, su cabeza estaba llena de dudas. Era un terreno peligroso satisfacer la curiosidad, lo sabía, pero también sabía que quizá el hombre estaría muerto en unos días, y preferiría cortarse la lengua antes de preguntarles a sus señoras el motivo de ceder ante su persona.

Suspiro tenuemente y rápidamente, en medio de los tejados siguió con su elegancia y gracia propias al hombre que corría por los techos. Sus pasos eran suaves, tan delicados y silenciosos que no provocaban ruido alguno y le hacían parecer una sombra o una especie de ave negra que volaba rápidamente sobre la imponente Madrid.

Finalmente llegó al estadio, un edificio moderno, no de gran gracia estética a su parecer, conocía realmente poco de ese equipo, pero le vio en medio de la cancha, vanagloriándose de toda la imponencia que el hombre puede darse a sí mismo. Estaba acostumbrada a la imponencia y a la egolatría, eran partes inherentes de la personalidad de su maestro Aro, pero era sorprendente ver como el hombre lo hacía como quien cree poseer al mundo y conocerlo, además de considerarse mejor, de una forma burlona y cínica.

Sus pasos eran silenciosos en el pasto, observando el sitio vacío, que generalmente contenía humanos alocados y ruidosos, alentando ese deporte con una pasión pocas veces vista. Su paso era firme y tranquilo, sintiendo como los tacones daban con el tierno y bien cuidado césped. Miro hacía arriba, la luna daba un aspecto fantasmal y especial al estadio.

-No es necesario gritar, signore Noback, héme aquí- parecía estarle hablando a un pequeño maldoso como una madre afectuosa. Era su forma de ver a los que atentaban a las normas de los Volturi, como ingenuos y vampiros pérdidos sin una guía. -No es muy cortés ni favorece una charla inteligente entre dos individuos que uno use el grito, dígame signore ¿para qué deseaba que lo siguiera?-preguntó, acomodándose con cautela los guantes de cuero negro, pues la perfección y el orden siempre estaban primero en cualquier momento.
avatar
Renata Volturi

Mensajes : 15

Volver arriba Ir abajo

Re: Una trampa muy sensual (Renata)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.