Últimos temas
» Personajes Cannon
Miér Nov 23, 2016 7:47 am por Tia Nasser

» Cimson War (Invitación Abierta)
Vie Ago 21, 2015 3:04 pm por Invitado

» ~~ Avatar de Sawi Sch.
Vie Feb 13, 2015 8:01 am por Alexander Dupont

» le yo pidiendo niveles
Dom Nov 30, 2014 9:37 am por Bonnie A. de Eiren

» A shade of gray (Bonnie)
Dom Nov 30, 2014 9:34 am por Bonnie A. de Eiren

» Nivel para mi ~
Vie Oct 24, 2014 6:53 pm por Alice K. Denisova

» Mi nuevo nivel niveloso
Mar Oct 21, 2014 7:36 pm por Mae Dupont

» Nivel Nivel Nivel Nivel
Mar Oct 21, 2014 7:30 pm por Caely E. Montesco

» Durante la noche en la Costa Azul Francesa (Jake)
Miér Oct 08, 2014 11:42 am por Jake Straudivarius

» Despues del funeral
Miér Oct 08, 2014 9:49 am por Dimitri Van Selt

» JUST BLOOD -Harada & Shiraoka-
Sáb Jul 26, 2014 6:10 am por Arashikage Kenta

» Amortentia & Avadas. Afiliación Elite
Lun Jul 07, 2014 10:30 am por Afiliaciones TM

» El querubín del clan Báthory busca rolcito! owo
Dom Jul 06, 2014 10:35 pm por Heather Baker

» Rafael Sörensen (en construccion)
Dom Jun 22, 2014 11:08 pm por Rafael Sörensen

» ¿Rolear con una adolescente parlanchina?
Dom Jun 22, 2014 10:09 pm por Emily Young


Por fin en casa, a solas con Deb. [Deborah Devour] (+18)

Ir abajo

Por fin en casa, a solas con Deb. [Deborah Devour] (+18)

Mensaje por Victoria Devour el Lun Abr 01, 2013 7:16 pm

Aún no había pasado un mes, pero agradecía haber vuelto y una gran parte me arrepentía de haberme marchado. Las cosas habían cambiado de una forma que realmente no me lo esperaba. Si, antes de irme tenía ciertos privilegios con Deborah, pero ahora tenía algo mucho más que eso. Tenía una madre, un padrastro y un tío. Una vida propia. La libertad de hacer casi lo que quería y la opción de elegir por mi cuenta lo que quería hacer con mi vida. Después de 18 años, todo lo que había creído que era bueno... Lo seguía siendo, pero comenzaba a dudar. El nuevo trato de Deborah me tenía bastante confundida. Ya no era solo su esclava. A veces era algo agradable y otras veces solo quería encerrarme en mi cuarto y desear en vano que las cosas volvieran a hacer como antes. Además, ya no eramos solo nosotras dos, si no que eramos cuatro. Eiven y su hermano, Aleric.

Eiven era como un padre, cosa que se me hacía bastante raro y muchas veces solo lo veía como el novio de Deborah y vamos, muchas veces me costaba ver a Deborah como una madre. Sobre Aleric, no podía decir mucho. También era algo confuso, desde el primer día que lo conocí fue bastante tierno, acariciándome y abrazándome como si nos conociéramos de toda la vida. Aquel concepto era nuevo para mi, la única que me había tratado así había sido mi madre adoptiva y claro, muy pocas veces fue tan dulce como Aleric. Habían más cambios, sabía que algún día debería ser vampira, pero la que me adoptó confesó que tenía las intenciones de algún día no muy lejano convertirme. Aquello si me ponía feliz y no tenía ninguna duda de ello. Crecí sabiendo que bebía sangre y saber que luego tendría que hacerlo tampoco me traumatizaban tanto como los otros cambios. Lo que si me daba miedo era Eiven cuando se enojaba. Ya me había tocado verlo transformado y cuando lo hacía ya no era el mismo padre agradable y preocupado que casi siempre mostraba ser. Lo que más me asustaba de eso es que parecía que la única persona capaz de controlarlo era Deb...

Era ya media noche y me encontraba en mi nuevo cuarto, cercano al de mis nuevos padres. Como tantas noches desperté de golpe, pálida y atemorizada hasta los huesos. Casi sudando. Había soñado que Eiven volvía a transformarse después de beber aquel vino que mi madre siempre le tenía y transformándose de nuevo volvía a querer atacarme. Estábamos en el mismo lugar que la primera vez y yo había sido la tonta que le dio el vino. Salí corriendo por las escaleras buscando la seguridad de mi cuarto. Me escondí debajo de la cama, pero tras unos segundos que parecieron horas mi cama era levantada con una fuerza tremenda. Al fijarme bien, Eiven estaba arriba mío y yo tirada en el suelo. Me quede sin respiración y en el momento que sus colmillos se acercaron a mi me desperté de golpe.

Tome aíre y la exhale asustada como muy pocas veces. Tenía mucho miedo aún. No había nadie en mi cuarto, pero aquello no me daba mucha seguridad que digamos. Pensé en unos momentos en ir a ver a Deborah, pero no estaba segura. ¿Era mi madre ahora, no? Normalmente cuando me asustaba antes corría de ella, pero ahora era todo tan distinto. Pensar que ella era quien me daba seguridad ahora... Suspire y me levanté de la cama para salir de mi habitación algo insegura. Tenía dos opciones; ir a la cocina por un vaso de leche y volver a la cama o acostumbrarme a ser la hija de Deb e ir con ella para... En realidad no sabía muy bien para que... Lo medité unos cinco minutos detrás de su puerta. No sabía como iba a reaccionar. – ¿Mamá? – Pregunté un tanto más asustada e insegura que antes esperando que no fuera a enfadarse como cuando era más pequeña y tenía pesadillas.
avatar
Victoria Devour

Mensajes : 19

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.