Últimos temas
» Personajes Cannon
Miér Nov 23, 2016 7:47 am por Tia Nasser

» Cimson War (Invitación Abierta)
Vie Ago 21, 2015 3:04 pm por Invitado

» ~~ Avatar de Sawi Sch.
Vie Feb 13, 2015 8:01 am por Alexander Dupont

» le yo pidiendo niveles
Dom Nov 30, 2014 9:37 am por Bonnie A. de Eiren

» A shade of gray (Bonnie)
Dom Nov 30, 2014 9:34 am por Bonnie A. de Eiren

» Nivel para mi ~
Vie Oct 24, 2014 6:53 pm por Alice K. Denisova

» Mi nuevo nivel niveloso
Mar Oct 21, 2014 7:36 pm por Mae Dupont

» Nivel Nivel Nivel Nivel
Mar Oct 21, 2014 7:30 pm por Caely E. Montesco

» Durante la noche en la Costa Azul Francesa (Jake)
Miér Oct 08, 2014 11:42 am por Jake Straudivarius

» Despues del funeral
Miér Oct 08, 2014 9:49 am por Dimitri Van Selt

» JUST BLOOD -Harada & Shiraoka-
Sáb Jul 26, 2014 6:10 am por Arashikage Kenta

» Amortentia & Avadas. Afiliación Elite
Lun Jul 07, 2014 10:30 am por Afiliaciones TM

» El querubín del clan Báthory busca rolcito! owo
Dom Jul 06, 2014 10:35 pm por Heather Baker

» Rafael Sörensen (en construccion)
Dom Jun 22, 2014 11:08 pm por Rafael Sörensen

» ¿Rolear con una adolescente parlanchina?
Dom Jun 22, 2014 10:09 pm por Emily Young

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 33 el Dom Feb 14, 2010 3:00 pm.

Un dia normal con una persona especial (Mikaela)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un dia normal con una persona especial (Mikaela)

Mensaje por Damian A. Heathcliff el Jue Jun 27, 2013 9:41 pm

Ningún amigo como un hermano; ningún enemigo como un hermano.
Proverbio indio

Ya habían pasado algunos meses desde que el castaño había perdido a su novia ¿Cómo podría llamársele a eso? Cuando un hijo perdía a su padre se convertía en huérfano, cuando un hombre perdía a su esposa se le llamaba viudo, pero en el noviazgo… no había palabra con que llamarle. Desde que se había enterado de la muerte de Kirsten había encontrado en que entretenerse, desde uno que otro negocio, chicas o algunas peleas, todo menos ver por su hermana que ahora era lo más importante que le quedaba, lo único.

Le había mandado a su hermana un boleto de primera clase con rumbo hacia Australia, quería pasar tiempo con ella pero no quería que estuviera su novio, no lo soportaba y no quería que metiera su nariz en donde no lo llamaban, en otro continente las cosas serian diferentes o ese era el plan. Esperaba impaciente en el aeropuerto, una y otra vez veía el reloj que llevaba en su muñeca izquierda como si por verlo fuera a acelerar el tiempo, aun así agradecía a su autocontrol, ya no necesitaba preocuparse por querer arrancarle la cabeza a todo los humanos presentes, más bien ahora era una lucha interna para no terminar con la vida de su hermana al fin que era su sangre la que cantaba para él.

Ya habían pasado cerca de cinco minutos que para el castaño habían sido dos horas, estaba muy impaciente y eso se le notaba a varios metros de distancia, no necesitaban ser expertos para notarlo. Se giro una vez más para alejarse un poco del lugar donde se había encontrado los últimos minutos pero todo pareció ponerse en pausa a su alrededor, era ese olor, ese que le volvía loco, que podía reconocer en un lugar lleno de personas. Se giro hacia el aroma lo más rápido y humanamente visible para hacer contacto visual con aquella mujer perfecta, ella era todo lo que el necesitaba del mundo, ella completaba su vida, ella hacía que él se sintiera vivo y por eso odiaba la idea de que se convirtiera, ella representaba todo lo vivo que el soñaba estar, solo así podrían ser felices.
avatar
Damian A. Heathcliff

Mensajes : 35

Volver arriba Ir abajo

Re: Un dia normal con una persona especial (Mikaela)

Mensaje por Mikaela I. Heathcliff el Vie Jun 28, 2013 12:07 am

Los últimos meses habían pasado por delante de sus ojos en un abrir y cerrar de ojos. Ni si quiera recordaba bien las cosas qué había hecho. El cerebro de Mikaela estaba hecho papilla en cierto modo. Se encontraba aburrida con su vida, no tenía nada qué hacer. Sólo trabajar y trabajar. Dormir y dormir. Fumar y no querer comer. Pensar en sus padres, cada noche las pesadillas se hacían más pesadas. Culpaba eso en Damian. Se había alejado y en la mente de Mikaela eso significaba lo mismo que abandono. Le dolía en el alma no poder tenerlo cerca y discutir con él, decirle idiota o lo primero que se le ocurriera. Después de todo era su hermano y se había acostumbrado demasiado durante unos años a tenerlo ahí, cerca. Él era su roca y ella la de él. Eso cambió cuando sus vidas cambiaron. Él se convirtió en un vampiro, mientras que ella comenzó una relación con u vampiro. Quería a Matt, podía decir que hasta lo llegaba a amar. Su relación no era todo flores y corazones. Su novio tenía su trabajo y apenas pasaba tiempo en la casa con ella. Lo que los distanciaba y cuando pasaban tiempo juntos, Mika lo jodía con alguna de sus cosas. Al parecer, por más que ella tratase...nunca sería completamente feliz. Ella misma arruinaba su felicidad.

Hablando de felicidad.

Una felicidad inhumana le inundó el cuerpo al recibir un boleto de primera clase hacia Australia. Eso sólo significaba una cosa. Su hermano por fin quería verla y pasar tiempo con ella. A la morena de orbes verdes ni si quiera le importó que fuese en otro país completamente desconocido para ella. Si estaba en la compañía de su hermano, estaría segura y a la vez, sabía que era donde más corría peligro. Ella era un descontrol al lado de él. Igual, no podía pasar la oportunidad de él. Necesitaba verle y hablar con él, aunque terminasen discutiendo por el más mínimo y estúpido detalle. Al recibir el boleto preparó con rapidez una maleta con lo más esencial. Cualquier otra cosa que llegase a necesitar lo podía comprar una vez llegara a Australia. Ni si quiera le dejó un mensaje a su novio. Estaba muy emocionada por ver a su hermano, que olvidó rotundamente avisarle.

El viaje en el avión fue atroz. Estaba desesperada e incordia, tanto así, que le terminaron ofreciendo unos pastillas para que se quedara dormida. Terminó por aceptarlas y tomárselas, porque ella no solía comportarse nunca así.

Despertó algo desorientada, cuando una persona le tocó el hombro y le dijo que habían llegado a su destino. Mika se estiró en su asiento y ladeó un poco el rostro, mirando por la ventana del avión lo soleado que estaba. Se quedó ahí por unos segundos y luego, se puso de pie. Podía sentir un fuerte cosquilleo en el vientre, era la emoción y la ansiedad. Nunca sabía que esperar con su hermano. Agarró su bolso y acomodó sus pantalones de mezclilla, los cuales le quedaban un poco más arriba del muslo. Se echó el cabello todo para el lado izquierdo y se enganchó el bolso en su hombro derecho, intentando arreglar un poco el suéter blanco que le quedaba holgado. Se bajó del avión y rápido fue por su maleta. El procedimiento se tardó un poco más de lo esperado. Lo que la desesperó e hizo que frunciera los labios como en puchero, comenzando a lanzar miradas asesinas. Sonrió levemente, cuando por fin le entregaron su maleta. Mordisqueó ferozmente su labio inferior, comenzando a caminar con su maleta por el aeropuerto. Esperando verlo. Necesitando verlo. No pasaron ni seis segundos, para cuando su mirada se encontró con la de él. Era como si lo hubiese llamado con la mente. Su corazón saltó dentro de su pecho y de forma inconsciente, sus pies se movieron sobre el suelo más rápido de lo planeado. Quería aparentar normalidad, ¡pero vamos! Ella sabía que eso no sería posible. Antes de lo anticipado, estaba frente a él.

Sus ojos se clavaron en los ajenos profundamente y se olvidó de respirar, hasta que le faltó el aliento. Soltó la maleta y lanzó su bolso al suelo, antes de que su hermano pudiese joder el momento con palabras, le estaba rodeando el cuello con sus delgados y delicados brazos, abrazándole con cariño y fuerza. Su corazón latió aún con más fuerza. Cerró sus ojos y recostó su rostro sobre el pecho duro y frío de él. No necesitaba nada más en el mundo. Definitivamente él le hacía feliz.
avatar
Mikaela I. Heathcliff

Mensajes : 16

Volver arriba Ir abajo

Re: Un dia normal con una persona especial (Mikaela)

Mensaje por Damian A. Heathcliff el Jue Jul 11, 2013 8:13 pm

El momento se había convertido en mágico y cursi para el gusto de muchos, incluso para el castaño ese momento podía empalagar a cualquiera, era demasiado. Antes de mencionar algo ella ya lo estaba rodeando con sus brazos, aquellos brazos delgados y suaves que lo volvían loco con el simple roce. Rapidamente la rodeo a la altura de su cintura con sus fuertes brazos  y de una manera ágil la levanto para así darle dos pequeñas vueltas. Se detuvo pero no la bajo, poso su nariz sobre la de ella y disfruto su mirada, su aroma, su suave piel. Cuando se dio cuenta que ya llevaban unos minutos en esa posición la bajo suavemente y le dedico una sonrisa. –Te ves…- La vio de abajo hacia arriba mientras la tenía tomada de las manos. –Fatal, ¿Qué tal el viaje?- Tomo su maleta y se coloco a su lado para caminar a la salida, empezaba a fastidiarse con tantos olores repugnantes aun y cuando había unos que mas que desagradables eran deliciosos. El auto no estaba muy lejos de la entrada y rápidamente llegaron hacia él, dio un click a las llaves y el portaequipaje se abrió, lanzo la maleta de su hermana y le dedico una sonrisa para luego colocarse los lentes de sol. Gracias a su amiga la bruja tenía un amuleto que le impedía brillar como tinker bell a causa de los rayos solares. Abrió la puerta del copiloto para que su hermana se subiera. –Vámonos, señorita ¿A dónde quiere ir?.- Le dedico una sonrisa y cerró la puerta. En menos de dos minutos ya estaba encendiendo el auto y poniéndolo en marcha para salir de ese lugar lleno de bolsas de sangre. Agradecía al sol, a la luna, a los Dioses o a las piedras que su hermana le hubiera hecho caso de no llevar a su prometido. Lo detestaba.

Su hermana estaba demasiado ojerosa, delgada y su cabello no era el mismo de siempre, sin tener que arriesgarse mucho sabia que ella no se estaba cuidando lo suficiente. –Cada vez que te dejo por un tiempo, dejas de comer.- Sin preguntarle a ella si quería la llevo a un restaurante porque aun y cuando ella no quisiera el la llevaría por la fuerza.
avatar
Damian A. Heathcliff

Mensajes : 35

Volver arriba Ir abajo

Re: Un dia normal con una persona especial (Mikaela)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.