Últimos temas
» Personajes Cannon
Miér Nov 23, 2016 7:47 am por Tia Nasser

» Cimson War (Invitación Abierta)
Vie Ago 21, 2015 3:04 pm por Invitado

» ~~ Avatar de Sawi Sch.
Vie Feb 13, 2015 8:01 am por Alexander Dupont

» le yo pidiendo niveles
Dom Nov 30, 2014 9:37 am por Bonnie A. de Eiren

» A shade of gray (Bonnie)
Dom Nov 30, 2014 9:34 am por Bonnie A. de Eiren

» Nivel para mi ~
Vie Oct 24, 2014 6:53 pm por Alice K. Denisova

» Mi nuevo nivel niveloso
Mar Oct 21, 2014 7:36 pm por Mae Dupont

» Nivel Nivel Nivel Nivel
Mar Oct 21, 2014 7:30 pm por Caely E. Montesco

» Durante la noche en la Costa Azul Francesa (Jake)
Miér Oct 08, 2014 11:42 am por Jake Straudivarius

» Despues del funeral
Miér Oct 08, 2014 9:49 am por Dimitri Van Selt

» JUST BLOOD -Harada & Shiraoka-
Sáb Jul 26, 2014 6:10 am por Arashikage Kenta

» Amortentia & Avadas. Afiliación Elite
Lun Jul 07, 2014 10:30 am por Afiliaciones TM

» El querubín del clan Báthory busca rolcito! owo
Dom Jul 06, 2014 10:35 pm por Heather Baker

» Rafael Sörensen (en construccion)
Dom Jun 22, 2014 11:08 pm por Rafael Sörensen

» ¿Rolear con una adolescente parlanchina?
Dom Jun 22, 2014 10:09 pm por Emily Young


Casting para Bella

Ir abajo

Casting para Bella

Mensaje por Isabella Cullen el Mar Mar 26, 2013 4:37 pm

Su cuerpo recuperaba fuerzas, su piel se palidecía y se tornaba fría como la nieve; sentía como sus huesos se unían al paso que en sus venas se evaporaba la poca sangre que quedaba. Oscuridad. Agonizó unos segundos y cayo completamente dormida. Oscuridad. Luz.
Abrió los ojos y se encontró en una sala. Vestido azul, cabello arreglado y sonrisas por doquier. Ojos rojos, era distinta. Se levantó y caminó hacia Edward.
Edward... su amado Edward estaba allí, al lado de una ventana en la cual se podía observar parte del gran bosque que cubría los alrededores de la Mansión Cullen. Sonreía levemente, no era una chica que muestre sus emociones completamente. Se acercó a los labios de Edward y lo besó, ya no era un beso cálido como los de antes, pero aún así su amor seguía intacto, y así sería por mucho tiempo más.
Observó a todos en la sala, sus ojos sobresaltaban como fuego. Sentía un ardor en la garganta. - Sed... - susurró en su oído Edward. Ella voltio y lo miró como una niña en una dulcería y antes de salir por la puerta corriendo a varios kilómetros por hora junto con su esposo logró escuchar un "Vuelvan pronto" de Alice.
"Corre, corre, corre." únicas palabras que resonaban en la mente de Bella, y de pronto todo se detuvo. Paró en seco y escuchó, era sorprendente. Por fin descubría que podía brillar, había nacido para ser un vampiro. Escuchó, distintos animales se pasaron por sus ojos, distintos sonidos que acoplaban sus oídos pero solo le importo uno.
Eran dos, presa y predador. Los predadores luchaban por su presa, un animal de allí pretendía luchar con Bella por su alimento. Era rápida, uno, dos, tres segundos y prefirió tomar de presa a aquel predador que pretendía una pelea.
Una mordida alcanzó para satisfacer su sed; Edward estaba complacido, orgulloso de su amada, de su princesa, del amor de su vida. Ella lo observó, lo observó con esos ojos rojos hipnotizantes. - ¿Donde está mi hija? - preguntó, casi al borde de desesperación por tenerla en sus brazos. - Primero debes controlarte - afirmó Edward.
Solo fueron minutos, pocos minutos tardó Bella en controlarse, pasando por diversas pruebas a las que correspondió de manera increíble para una neófita. Él se acercó y la besó. Ella amaba los besos de Edward, sus abrazos, sus caricias, su forma de ser, su manera de reaccionar ante las circunstancias, sus palabras, aunque tal vez no le gustaba todo eso si no que, tal vez, solo tal vez, la razón era que lo amaba.
Ambos llegaron al hogar, todos esperaban en la sala de estar, satisfechos por la neófita que habían logrado. Bella se acercó a su hija y ella por mi primera vez acaricio la mejilla de su madre.
Oscuridad.
Miles de recuerdos del nacimiento de la pequeña pasaron por su mente en ese momento. Luz. Bella no comprendía nada. - Su don.- aclaró Rosalie. La pequeña sonrió, y Bella le devolvió la sonrisa. Era increíble lo que una pequeña de cabellos castaños y ojos miel podía lograr. Era increíble como resistieron ambas, pero lo más increíble era que la pequeña era la única que podía afectar el escudo mental de Bella, y eso sorprendía hasta el más poderoso de los vampiros. Bella repetía en su mente que nada ni nadie los separaría.
- Comencemos con un "Para siempre" - afirmó repitiendo la frase que dijo su esposo en una de las noches más importantes, su boda. Y todos sonrieron al escuchar a la pequeña reír.

Aún no podía asimilar que mi mejor amigo estuviera enamorado de mi hija,no quería perder el control,asi que preferí ir a caminar sola como era entendible quería ir a cualquier otra parte menos a La Push porque sabía que me encontaría con Jacob y no se lo que haría. Por otra parte Edward junto con Emmett y Jasper estaban cazando mientras que Carlisle trabajaba en el hospital y Esme le hacia compañia y para que hablar de Alice que de seguro estaba en el centro comercial y había logrado convencer a Rosalie,en fin el punto era que me había salvado esta vez manejado hasta llegar a Port Angels.

Después de unas horas decidí finalmente hablar muy tranquila con Jacob acerca de que se había imprimado de mi hija,asi que volví a casa de los Cullen,subí a mi habitación y me cambié de ropa colocándome un vestido color burdeo y unos tacones que combinaban que como era obvio Alice me los había regalado,salí de casa dirijiendome a La Push. Al llegar estaban los demás miembros de la tribu pero no quería hablar con nadie solo con Jake así que le dije a Seth que si podía ir a buscar a Jacob porque no aguantaba el olor de los lobos,Seth asintío y se fue a buscarlo.

El aire se había vuelto gélido incluso para alguien como yo, o es que era mi pensamiento que hacía que me estremeciera violentamente ante lo que estaba pasando. Cuando derrepente me salgo de mis pensamientos repentinamente al ver a Seth con Jacob.-gracias Seth-le dije sonriendole y él sin mas se dió media vuelta y se fue. No sabia exactamente que pensar en estos momentos, si en mi familia o en los constantes mal entendidos que tenia con Jacob. Mi rostro no lo aparentaba, la mayoría del tiempo siempre estaba tranquila, evitaba que notaran lo que realmente mi interior estaba sintiendo y que se acostumbraran a ver a la Renesmee que siempre mantenía su rostro alegre, fuera de todo lo que le estaba pasando.

avatar
Isabella Cullen

Mensajes : 2

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.